Analizando los posibles errores del nuevo Ranking FIFA
Foto: ¿Alemania aún en primer lugar y Francia en cuarto?

Analizando los posibles errores del nuevo Ranking FIFA


La publicación del nuevo Ranking, el cual estará basado en el Elo Rating, estaba programada para el pasado jueves 19 de julio pero parece que FIFA ha decidido saltársela y esperar hasta el 16 de agosto para dar a conocer la nueva publicación.




La razón parece ser que la transición al nuevo sistema de puntos está causando problemas porque no es compatible con el anterior, lo que provoca que los resultados de la Copa del Mundo no se reflejen de manera correcta. Además, hay algunos detalles en las nuevas consideraciones que parecen muy ambiguas y están causando confusión. 


Para entender el problema, comparemos los puntos del Ranking de junio, el último que se publicó con el método anterior, con lo que sería el de julio si se publicara ahora con las nuevas reglas. NOTA IMPORTANTE: todo esto es provisional. Estamos asumiendo que los puntos de junio son con los que se inicia el nuevo Ranking y estamos considerando los criterios que FIFA anunció en un documento en junio. Esto está sujeto a futuros cambios y errores que pudimos tener en el cálculo.





 

Lo primero que podemos notar es que prácticamente no habría cambios: los equipos estarían más o menos en las mismas posiciones y el único equipo que saldría del Top 20 fue Italia, que perdería su lugar ante Suecia. El ganador del Mundial Francia, con seis victorias y un empate, apenas subiría del séptimo al cuarto lugar. Croacia se abrió camino hasta la final pero sólo podría escalar cinco posiciones. Uruguay ganó cuatro de sus cinco partidos y sólo avanzaría una posición. Por otro lado, a pesar de su mala actuación, Argentina apenas caería dos lugares y Alemania, quizás la gran decepción, se mantendría en primer lugar. Además, en el nuevo sistema, mientras un equipo no juegue no verá cambio en sus puntos, es por eso que Chile, Holanda y Gales se mantendrían igual que el mes pasado.


¿Cuál es el problema? La diferencia de puntos entre los equipos que se producía con el método anterior es demasiado grande como para que la reduzca el nuevo sistema con los parámetros iniciales establecidos por FIFA originalmente. Con la nueva fórmula, se ganan o se pierden puntos dependiendo del resultado y del nivel de los equipos que se enfrenten y se expresa con esta fórmula:




Donde I es la importancia del partido, R es el resultado del partido y Re el resultado esperado. El resultado, R, es 1 punto por victoria, 0.5 por empate y 0 por derrota, mientras para la Copa del Mundo, FIFA asignó inicialmente una importancia, I, de 50 para los partidos de primera ronda y octavos de final, y de 60 a partir de cuartos de final.


El resultado esperado se basa en la diferencia de puntos que haya entre los dos equipos y se obtiene con esta fórmula, donde dp es la diferencia de puntos:



Tomemos el ejemplo de Francia. Estos fueron los partidos que jugó en el último mes:


 


116 puntos sólo le alcanzarían a Francia para escalar tres lugares. Esto indica que hay dos problemas con la fórmula: uno es el denominador en la potencia de la fórmula del Resultado esperado. Tradicionalmente el Elo Rating utiliza un factor de 400 pero en el Ranking FIFA será de 600, y un mayor denominador ocasionaría que se otorguen menos puntos por partido. El otro problema es que el factor de la importancia del partido parece ser muy bajo. Un triunfo en la Copa del Mundo puede dar hasta 45 puntos, pero en otros torneos que tienen una importancia más baja, los puntos evidentemente serían menos. En ambos casos, FIFA podría reconsiderar modificar ambos factores: cambiar el denominador y aumentar el valor de I para obtener más puntos por partido y así reducir las grandes diferencias. Otra opción es descartar completamente la idea de tomar los puntos del método anterior como punto de partida para el nuevo método y comenzar de nuevo.


FIFA dice que “el nuevo sistema permite una transición sin problemas desde la clasificación actual, sin desplazamiento de equipos en la tabla de clasificación existente”. Esto da a entender que el Ranking actual sí será la base del nuevo sistema, y aunque por un lado es entendible que FIFA no quiera que el cambio sea tan brusco, esto provocaría que algunos equipos que llegaron a manipular el Ranking para mejorar su posición sigan manteniéndose ahí. Además, si la Copa del Mundo, que es el torneo que más puntos da por ser naturalmente el más importante, no le da a los equipos suficientes puntos como para subir posiciones, el resto de los torneos internacionales y amistosos poco podrán hacer para ayudar a los equipos a escalar. Considerando estas dos situaciones, podrían pasar años para que los equipos puedan cambiar de posición significativamente.


LA AMBIGÜEDAD DE LAS DERROTAS


Otro problema es que FIFA menciona en un enunciado: “para reducir las consecuencias negativas de perder partidos en las competencias, las derrotas en fases de eliminación directa no representarán pérdida de puntos para el equipo perdedor”. De esta forma, un equipo que pierda en 90 ó 120 minutos no verá afectados sus puntos debido a esta regla. Sin embargo, si tomamos el enunciado al pie de la letra, un partido que se define en penales cuenta como empate, y en un empate sí es posible perder puntos aunque se gane la serie de penales. 


Utilizando la nueva fórmula, equipos como Inglaterra y Croacia avanzaron a cuartos de final y semifinales respectivamente pero perderían puntos debido a que técnicamente empataron. Por otro lado, equipos como México y Argentina no modificarían sus puntos a pesar de perder sus partidos. Aunque evidentemente cualquier equipo preferiría avanzar aunque le cueste puntos en vez de ser eliminado dejando sus puntos intactos, suena incoherente que en las rondas de eliminación directa exista la posibilidad de que un equipo no pueda perder puntos por una derrota, pero sí en un empate.


Otro problema con la decisión de no quitar puntos por las derrotas es qué pasaría con el partido por el tercer lugar. Tanto Bélgica como Inglaterra perdieron en semifinales y por ello verían cambios en sus puntos. ¿Los equipos jugarían el partido por el tercer lugar con los puntos que tenían después de los cuartos de final, saltándose la derrota en semifinales?


En general, FIFA está haciendo lo correcto en modificar para tener un sistema más justo, pero parece que se han dado cuenta de que sus parámetros iniciales no son los adecuados y han decidido saltarse la publicación de julio para tener más tiempo de ajustar la nueva fórmula. Seguramente están haciendo modificaciones para lanzar una clasificación donde de alguna manera Francia aparezca como líder, y es lo más lógico, pues imagínense las críticas y hasta burlas que recibirían si publicaran una clasificación donde Alemania continúe como líder y Francia cuarto después de lo que pasó en el Mundial.