Campeones vs no campeones en octavos: un enfrentamiento muy disparejo
Foto: Tres de cuatro equipos cayeron ante campeones.

Campeones vs no campeones en octavos: un enfrentamiento muy disparejo



Se terminó la ronda de octavos de final del en Rusia 2018, y aunque este torneo ha sido llamado "un Mundial de sorpresas", al menos en esta etapa los resultados han sido en su gran mayoría, los esperados. A pesar de que se ha vuelto constante ver a campeones del mundo y tradicionales potencias ser eliminadas en primera ronda, una vez que llegan a las fases de eliminación directa, vencer a estos equipos es muy complicado. De cuatro duelos entre campeones del mundo contra aquéllos que no lo son (Brasil vs México, Uruguay vs Portugal, Inglaterra vs Colombia y España vs Rusia), en tres se impuso el campeón, lo cual es la continuación de una tendencia muy marcada en los Mundiales.


Desde que se instauró la ronda de octavos de final en México '86, los campeones del mundo más Holanda (equipo tres veces finalista y contendiente cada vez que participa) se enfrentaron 41 veces a equipos sin ese cartel, imponiéndose en 35 de ellas. Aquí el recuento:




Las únicas veces que las potencias cayeron fueron:


Italia en 1986 contra la Francia de Jean Tigana, Alain Giresse, Luis Fernández, Jean-Pierre Papin, y el mejor jugador del mundo en esa época, Michel Platini. Aunque Francia no era campeón todavía, aquél era un equipazo, habían ganado la Euro dos años antes y las expectativas eran muy altas en el Mundial, por lo que no podría considerarse tanta sorpresa. En el partido en Ciudad Universitaria, Francia se impuso 2-0 con goles de Platini y Yannick Stopyra.




Argentina en 1994 contra Rumania en un partido donde las figuras fueron Ilie Dumitrescu con dos goles y otro cortesía del llamado “el Maradona de los Cárpatos”, Gheorghe Hagi. Aunque Batitustua y Balbo acercaron a la Albiceleste, no fue suficiente y así Rumania echó a Argentina por marcador de 3-2. Dumitrescu llegó al América en 1996 pero pasó con más pena que gloria.




Italia en 2002 contra Corea del Sur en un partido con un arbitraje muy polémico. Italia llegaba como uno de los favoritos pues en su plantel se encontraban Buffon, Maldini, Cannavaro, Del Piero, Inzaghi, Totti, Nesta y Vieri, sin embargo, uno de los anfitriones les puso las cosas muy complicadas. A pesar de que Italia se adelantó con un gol de Vieri, Corea empató al 88’ por medio de Seol Ki-Hyeon y en tiempo extra, a Italia le anularon un gol y Totti se fue expulsado por una supuesta simulación. Finalmente, Corea ganó con un gol de oro al 117’ anotado por Ahn Jung-Hwan, quien jugaba en el Perugia y después del Mundial fue despedido por su club.




Holanda en 2006 contra Portugal. Los lusitanos eran dirigidos por Luis Felipe Scolari y traían un equipazo de nivel quizás más alto que la propia Holanda. Portugal ya los había vencido dos años antes en la semifinal de la Euro y mantenía la base de ese equipo, por lo que un triunfo en el Mundial no sonaba descabellado. Sin embargo, ese partido fue un concierto de patadas y se conoce como “la batalla de Nuremberg” porque el árbitro mostró 16 tarjetas amarillas y cuatro rojas, estableciendo un récord en las Copas del Mundo. Al final, Portugal ganó 1-0 con gol de Maniche. (Sí, ese de la foto es Marco Rodríguez).




Uruguay en 2014 contra Colombia. El equipo comandado por James Rodríguez y Juan Cuadrado fue una de las sensaciones del Mundial en Brasil y lo demostraron al vencer a un campeón del mundo. Ya en la eliminatoria Colombia había vencido a los charrúas 4-0 en Barranquilla dando muestras del nivel que podían alcanzar. En el mítico Maracaná, Colombia se impuso 2-0 con dos goles de James Rodríguez -el segundo fue nombrado el mejor del torneo.




España en 2018 contra Rusia, quienes a pesar de la localía no llegaban como favoritos. España se adelantó con un autogol pero con un penal anotado por Artyom Dzyuba igualaron las acciones. El marcador no se movería y el vencedor se definió en penales, donde Igor Akinfeev fue la figura al detener dos disparos para mandar a Rusia a octavos de final.



¿Qué pasó con los demás? Muchísimos equipos han hecho muy buenos partidos y los han llevado al límite: en 1986, Marruecos aguantó ante Alemania Occidental y perdió con un gol en el minuto 88; en 1990, Bélgica llevó a Inglaterra a tiempo extra pero cayó un minuto antes de irse a penales; en 1994, Nigeria le ganaba a Italia pero la Azzurra empató a dos del final y luego le dio la vuelta en tiempo extra; en 1998, Paraguay fue derrotado por Francia con el primer gol de oro en la historia de los Mundiales, México vencía a Alemania faltando 15 minutos y perdió, y Yugoslavia cayó ante Holanda en el último minuto; en 2002, Paraguay aguantó a Alemania hasta el minuto 88 antes de perder; en 2006, México dio un gran partido ante Argentina pero perdió con una genialidad en tiempo extra y Australia estuvo a segundos de llevar a Italia a la prórroga pero perdió con un penal muy discutido al 95’; en 2010, Corea del Sur y Eslovaquia perdieron en los últimos 10 minutos ante Uruguay y Holanda; en 2014, México vencía a Holanda al 87’ y de forma increíble lo perdió al 93’, Nigeria concedió dos goles en los últimos 10 minutos ante Francia, Chile dio un partidazo ante Brasil, poniéndolos en jaque y llegando a penales pero finalmente perdió, Argelia dio quizás el mejor partido de su historia llevando a Alemania a tiempo extra y aun así perdió, y Suiza estuvo a dos minutos de los penales ante Argentina pero una jugada bastó para liquidarlos; ahora en 2018, Colombia luchó hasta el último minuto sin su mejor jugador pero al final perdió en penales contra Inglaterra, un equipo que nunca gana en penales pero que tiene una estrella en su escudo.


La gran sorpresa de este Mundial hasta ahora es Rusia. Lo normal es que México, Colombia y Portugal hayan perdido con Brasil, Inglaterra y Uruguay. Los mortales pueden dar muy buenos partidos y competir, pero parece que ni así alcanza contra un campeón del mundo. Para eliminar a un campeón del mundo en octavos de final se necesita tener un equipo de altísimo nivel como Francia en 1986 o Portugal en 2006, tener a algunos de los mejores jugadores del mundo como Rumania en 1994 o Colombia en 2014, un empujoncito como Corea del Sur en 2002 y tal vez mucha paciencia y un poco de suerte como Rusia en 2018.


Imágenes:

Encabezado: FIFA

Italia vs Francia: Pinterest

Rumania vs Argentina: Craiovano

Corea del Sur vs Italia: Daily Mail

Portugal vs Holanda: Be Soccer

Colombia vs Uruguay: The Epoch Times

España vs Rusia: IBTimes India