Cómo Polonia venció al sistema para ser cabeza de serie en el Mundial
Foto: Polonia, la sorpresiva cabeza de serie en 2018

Cómo Polonia venció al sistema para ser cabeza de serie en el Mundial


Se acerca el Mundial y es momento retomar algunos temas. Desde el sorteo en diciembre, Polonia apareció en el bombo de las cabezas de serie, dejando a muchos preguntándose cómo llegaron hasta ahí. En realidad no hay nada oculto: ser cabeza de serie es el resultado de una planeación de cuatro años estudiando el Ranking FIFA y utilizándolo como aliado. Así como es criticado, el Ranking es una herramienta poderosa para abrirse un camino más fácil en el Mundial. ¿Cómo lo lograron? Tomando ventaja de una laguna en la metodología del ranking: jugar partidos amistosos reduce puntos. Aquí la explicación pero les advertimos que hay muchas gráficas y uso de Excel.


Primero, partamos del concepto de cómo es que jugar amistosos reduce los puntos: digamos que un equipo A juega dos partidos de eliminatoria (valor de 2.5) ante un equipo B y gana ambos (3 puntos por victoria). Para simplificar, asumiremos que el equipo B está en la posición 100 y el valor de la confederación de ambos es 1.00.


Primer partido: 3 * 2.5 * 100 * 1 = 750 puntos

Segundo partido: 3 * 2.5 * 100 * 1 = 750 puntos


Esto da una suma de 1,500 y un promedio de 750. Esto es importante, recordemos que el Ranking toma en cuenta el promedio y no el total.


Ahora, supongamos que después de esos partidos, estos dos equipos deciden jugar un amistoso y vuelve a ganar el equipo A:


Primer partido (eliminatoria): 3 * 2.5 * 100 * 1 = 750 puntos

Segundo partido (eliminatoria): 3 * 2.5 * 100 * 1 = 750 puntos

Tercer partido (amistoso): 3 * 1 * 100 * 1 = 300 puntos


La suma total es de 1,800, pero ahora dividimos entre tres partidos y el promedio es 600. Nada más por el hecho de jugar este amistoso, a pesar de ganarlo, el equipo A perdió 150 puntos. De haber empatado este partido, el promedio habría bajado a 533 y con una derrota, a 500. En el Ranking FIFA, jugar amistosos es perjudicial.  


Ahora, el Ranking toma en cuenta los últimos 48 meses, pero los 12 meses más recientes son los más importantes, y en los 12 meses previos a la designación de cabezas de serie (octubre 2017), Polonia entendió esta falla y redujo sus amistosos: jugó solamente ocho partidos -siete de eliminatoria y un amistoso.


Estos son los partidos de Polonia entre noviembre 2016 y octubre 2017:




Sus resultados le dieron un promedio de 790 puntos, el cuarto más alto de esos 12 meses detrás de Alemania, Brasil y Portugal. Jugar más amistosos habría echado abajo este buen promedio.  




Esto, sumado a lo obtenido en los tres años anteriores, les dio un total de 1323 puntos, suficientes para colocarse en sexto lugar en octubre 2017.


Sin embargo, el plan viene ejecutándose desde hace tiempo: después de no clasificar a Brasil 2014, Polonia se encontraba hundido en el lugar 69. Para la eliminatoria de Rusia 2018, el sorteo se realizó de acuerdo con las posiciones del Ranking de julio 2015. Para mejorar su posición rápidamente y evitar quedar en los bombos más bajos -lo cual significaba un camino más complicado- en los 12 meses previos a esa fecha, Polonia jugó solamente siete partidos –cinco de eliminatoria para la Euro y dos amistosos. Sus buenos resultados en esos partidos clasificatorios (tres victorias y dos empates, incluyendo un triunfo sobre Alemania, No. 1 del ranking que le dio muchísimos puntos) y la decisión de reducir amistosos fueron el trampolín que les ayudó a subir 31 lugares en sólo un año y colocarse en el Bombo 3. La suerte estuvo del lado de Polonia en el sorteo, ya que quedaron colocados en un grupo con Dinamarca, Rumania, Montenegro, Armenia y Kazajistán, ninguno realmente peligroso.


Polonia entró a la Euro en la posición 27 y después de una buena actuación donde terminó invicto con dos triunfos y tres empates, subió al lugar 16, mismo que ocupó hasta el inicio de la eliminatoria en septiembre 2016. A partir de ese momento, volvió a dejar los amistosos de lado y con sus excelentes resultados en la eliminatoria (seis victorias y una derrota en siete juegos), Polonia escaló hasta el sexto lugar de la clasificación, logrando el objetivo de ser cabeza de serie. 


Aquí el progreso de Polonia en el Ranking con algunas fechas claves:




Octubre 2013: Fin de las eliminatorias Mundial 2014

Julio 2014: Fin del Mundial 2014

Julio 2015: Sorteo de las eliminatorias Mundial 2018

Junio 2016: Inicio de la Euro 2016

Julio 2016: Fin de la Euro 2016

Septiembre 2016: Inicio de las eliminatorias 2018

Octubre 2017: Fin de las eliminatorias y designación de cabezas de serie


De entre los equipos que acompañaron a Rusia como cabezas de serie, Polonia y Portugal fueron los que menos amistosos jugaron en los 12 meses previos, y fue los que más avanzaron, aunque el ascenso de Portugal se explica mejor por su buena actuación en la Copa Confederaciones, que le dio muchísimos puntos.




Sin embargo, no son los primeros ni los únicos en aprovechar este defecto del ranking: Gales, Rumania y Suiza también lo han hecho en diferentes momentos. Galeses y rumanos dejaron de jugar amistosos entre julio 2014 y julio 2015 y ascendieron suficientes posiciones para ser cabezas de serie en la eliminatoria rumbo a Rusia 2018. Rumania sólo jugó un amistoso en el año previo al sorteo y escaló del 28° al 8°, y Gales lo llevó más allá, dejando de jugar amistosos durante 17 meses para subir del 44° al 10°.


Suiza por su parte, utilizó la misma estrategia de Polonia hace cuatro años, lo que le dio un lugar entre las cabezas de serie del Mundial 2014. Para este Mundial estaban siguiendo el mismo plan, pero perder ante Portugal en el último partido evitó que completaran el objetivo y de paso fue una derrota doble: no alcanzaron a ser cabeza de serie y se fueron a repechaje. Un empate o victoria en la última jornada los hubiera enviado sin escala a Rusia y con un lugar en el bombo 1. Sortearon el repechaje y estarán en el Mundial.


Que Polonia sea cabeza de serie no es casualidad ni es "inexplicable". Como vemos, es el resultado de un trabajo de cuatro años aprovechando los errores en el Ranking. Realmente no es culpa de ellos, FIFA dijo "para el Mundial, el único criterio para ser cabeza de serie es estar entre los primeros siete del Ranking en octubre 2017" y alguien en Polonia pensó "Ok, ¿Cómo le hacemos para estar entre esos primeros en esa fecha?". Estudiaron el Ranking y encontraron la respuesta: "¡Dejemos de jugar amistosos!". Polonia venció al sistema.


A pesar de no ser ilegal, esta estrategia ha causado muchas críticas ya que se está distorsionando el reglamento. FIFA ha escuchado estos cuestionamientos y ha decidido hacer modificaciones para evitar situaciones así. En el nuevo Ranking, quien no juegue, no suma.