Cuando los aficionados deciden: así fue como Marta ganó el Premio The Best
Foto: The Best 2018

Cuando los aficionados deciden: así fue como Marta ganó el Premio The Best


Ayer analizamos los resultados de la votación de Premio The Best en la categoría masculina (lo pueden revisar en esta nota) y es momento de las mujeres. Marta se llevó el premio por sexta ocasión y aquí analizamos cómo es que los aficionados le ayudaron a ganar.


En la votación participaron 141 capitanas de selecciones naciones, 141 entrenadores y 141 periodistas, así como los aficionados registrado en la página de la FIFA. El procedimiento fue el mismo: de las 10 nominadas debían elegir a tres y darle cinco puntos a la primera, tres a la segunda y uno a la tercera (Pueden revisar todos los votos aquí)


Al contrario de lo que pasó con los hombres, donde Luka Modrić ganó por amplio margen, la votación femenil resultó más cerrada y con diferentes tendencias, pues cada uno de los grupos de votantes nos dejó resultados distintos.


CAPITANAS






La estadounidense Megan Rapinoe fue la mejor valorada por las capitanas, por delante de Dzsenifer Marozsán y Marta. A pesar de que las tres tuvieron un número similar de votos, la estadounidense acumuló más primeros lugares y eso le dio ventaja para quedarse con el primer lugar. 


Buena parte de la preferencia por Rapinoe se debe a su buena actuación en la SheBelieves Cup, un torneo en el que participaron algunas de las mejores selecciones del mundo (Estados Unidos, Alemania, Francia e Inglaterra) y que fue ganado por las estadounidenses con Rapinoe como figura.


Las otras siete jugadoras recibieron una cantidad más o menos similar de votos y la diferencia la dieron los votos de primer y segundo lugar. La tendencia que se puede apreciar es que a pesar de que hay cuatro jugadoras nominadas de perfil defensivo -Amandine Henry es contención, Wendie Renard es central, Saki Kumagai puede jugar como contención o central y Lucy Bronze juega más como lateral derecha o central- las capitanas premiaron a las jugadores ofensivas: cuatro de las cinco jugadoras con más puntos juegan como delanteras o media punta.



ENTRENADORES






Aquí, la votación fue aún más pareja pues la diferencia de puntos entre la primera y la última se redujo. Megan Rapinoe continúa siendo la preferida mientras que hubo un duelo muy cerrado por el tercer lugar entre Pernille Harder y Marta, que ganó la danesa por muy poco.


Nuevamente los entrenadores recompensaron a las delanteras, pues les dieron más puntos que las jugadoras.



PERIODISTAS





Por fin, la gran temporada de Ada Hegerberg en la Champions League fue reconocida. La delantera noruega anotó 15 goles muy importantes para que el Olympique Lyonnais retuviera el título continental y de paso estableció una nueva marca en el torneo. Además, anotó 31 goles en 20 en la Ligue 1 Feminine con los que su equipo también se llevó el título. Los otros grupos fueron cerrados pero aquí no hubo discusión, Hegerberg simplemente arrasó. 


Sin embargo, hay algo que llama mucho la atención y son los casos de Lucy Bronze y Rapinoe. La inglesa quedó en noveno y décimo lugar para las capitanas y periodistas, pero con los periodistas dejó muy buena imagen y la pusieron como la segunda mejor. Por otro lado, Rapinoe cayó hasta el último lugar. 


Parece que los periodistas valoraron mucho las actuaciones en la Champions League, pues las primeras tres fueron campeonas y la cuarta, Harder, fue subcampeona.



AFICIONADOS


Hasta el año pasado, solamente se contaban los votos de estos tres grupos y se promediaban para obtener a la ganadora. Siguiendo ese formato, Ada Hegerberg habría resultado ganadora, con Marozsán segunda y Megan Rapinoe tercera a pesar de su desplome con los periodistas.



Marta ni siquiera había estado en el podio pero como sabemos, la brasileña se llevó el premio. ¿Qué pasó? Por primera vez, FIFA permitió a los aficionados votar en este premio y decidieron mucho.


Los resultados de la votación de aficionados no se han publicado (y tal vez FIFA no lo haga) pero conocemos ya los resultados de los otros tres grupos y sabemos el resultado final, por lo que sólo es necesaria una simple deducción para darse una idea de cómo votaron los aficionados. El valor desconocido se puede obtener con la siguiente fórmula:




Despejando la incógnita de la ecuación, los resultados estimados son los siguientes:




Marta se impuso con claridad en una encuesta de popularidad y no es sorpresa. Viene de un país con una gran cantidad de aficionados y con su selección ganó la Copa América, lo que sin duda dejó felices a los aficionados en su país. Además, juega en una liga con mucha proyección mediática, por lo que esto es relativamente normal. 


Una vez que se promedian los cuatro grupos, se obtiene el resultado final:




Gracias a los aficionados, Marta no sólo entró al podio sino que subió a lo más alto y ganó el Premio The Best. La entrega del premio pudo resultar sorpresiva para algunos, sobre todo considerando el extraordinario año de Hegerberg. 


Si consideramos el número de votos de primer lugar que recibió cada jugadora de parte de capitanas, entrenadores y periodistas, Marta quedó por debajo de cuatro jugadoras, lo que demuestra que en la opinión de estos grupos, Marta no fue la mejor y sí Hegerberg.




El triunfo de Marta otra muestra de cómo los aficionados tienen un punto de vista diferente y cuando se trata de popularidad pueden cambiar el rumbo de una votación. Con los hombres pasó una situación similar. El empuje de los aficionados fue lo que le ayudó a Mohamed Salah a terminar en tercer lugar general, pues con los votos de jugadores, entrenadores y periodistas habría terminado apenas en sexto.


Hegerberg apenas superó a Rapinoe para estar en el podio. La diferencia es que a Hegerberg la valoró bien un grupo (los periodistas) y dos regulares (capitanas y entrenadores), mientras que la estadounidense fue afectada por su mala valoración con los periodistas a pesar de que tuvo muchos puntos con jugadoras y entrenadores.